ELECTROSMOG

LA CONTAMINACION CEM / ELECTROSMOG

La contaminación CEM o Electrosmog es continua en nuestros hogares y oficinas, parques y hospitales, escuelas y universidades, teatros, cines y centros comerciales, y se ha convertido en parte de nuestra vida. El daño a nuestra salud ocurre lentamente y ni siquiera nos damos cuenta, porque estas señales y campos son invisibles para el ojo humano y sus efectos comienzan a manifestarse como el comienzo de enfermedades ya conocidas por el hombre. Por lo tanto, muchas personas no relacionan estas enfermedades conocidas con la exposición a la radiación electromagnética.

Este problema también se conoce como contaminación EMF, que es toda la contaminación generada por el uso de electricidad que produce campos artificiales, que a su vez producen ciertas perturbaciones y desequilibrios en el medio ambiente y los organismos vivos. En otras palabras, es causada por varios tipos de tecnologías, como todos los tipos de líneas eléctricas y, en particular, las líneas de alto voltaje y toda la electricidad que usamos en nuestra vida diaria, como los campos generados por las estaciones de radio y televisión, teléfonos móviles, conexiones a internet Wi-Fi, radares en aeropuertos, incluso máquinas de rayos X y ultrasonidos. 

Todos estos son en su mayoría tecnologías que crean contaminación, con influencias nocivas en nuestra salud y nuestro medio ambiente natural. Asimismo, también causan daños a los equipos electrónicos.

Problemas de salud comunes como: fatiga crónica, insomnio, síndrome de envejecimiento acelerado, enfermedades neuro-degenerativas, daño en el ADN, infertilidad, dificultad para la memoria e incluso cáncer, pueden tener su origen en EMF. También se considera la causa directa de EHS o Electro Hipersensibilidad.

Tomó 30 años alcanzar un consenso en la ciencia sobre si estos campos y ondas artificiales son o no perjudiciales para la salud humana. Hoy tenemos suficiente evidencia de daño para un consenso dentro del establecimiento científico y desde 2004 varios estudios se han hecho públicos alertando a la sociedad de este problema. Finalmente, en 2011, la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluyó el potencial CARCINOGÉNICO para humanos de RF (radiofrecuencia), como se indica en el Informe Bioinitiative 2012. En los siguientes 2 años, 2012 y 2013, más de 1800 estudios que respaldan este nuevo consenso ha sido publicado.

ALTA FRECUENCIA

Podríamos decir que las CEM de alta frecuencia se refiere a SEÑALES Y ONDAS electromagnéticas producidas por telecomunicaciones inalámbricas. En otras palabras, señales de radio y televisión, señales de comunicación para dispositivos GPS vía satélite, señales de Wi-Fi, WI-MAX y Bluetooth, señales de teléfonos móviles, señales de teléfonos inalámbricos en hogares y oficinas.

En resumen, todas esas señales que hacen posible la comunicación y que viajan a través de la atmósfera en forma de cargas electromagnéticas inestables a un nivel sub-atómico que transportan constantemente información de VOZ y / o DATOS. Estas señales se conocen como "paquetes de información" que viajan como impulsos continuos. Estos paquetes de información con sus cargas electromagnéticas inestables causan estragos en nuestros cuerpos a nivel molecular. Y son la razón directa por la cual los organismos vivos perciben tal radiación artificial como agresiva y tratan de defenderse de ella. 

El EMF de alta frecuencia es mayor en áreas urbanas y ciudades y, en particular, en lugares donde hay un alto nivel de tráfico de teléfonos móviles y equipos vinculados a puntos de conexión y distribución WI-FI (puntos de acceso).

Este tipo de EMF está presente prácticamente en todas partes, sin embargo, los niveles de intensidad varían de un lugar a otro, dependiendo de la cantidad de teléfonos móviles, antenas de transmisión y tráfico de comunicación en un área determinada, así como la cantidad de señales WIFI y equipos conectados a tales redes.

BAJA FRECUENCIA

Las CEM de baja frecuencia es toda esa contaminación derivada del uso de electricidad. En términos simples, podríamos decir que es contaminación en relación con la presencia de CAMPOS electromagnéticos artificiales y problemas de estática básicamente asociados a la Corriente ALTERNA. Este tipo de CEM es mayor cuando la energía eléctrica utilizada por los equipos es mayor, ya sean artículos para el hogar como refrigeradores, aire acondicionado, etc. o equipos electrónicos como computadoras, tabletas, enrutadores o similares.

Por lo tanto, los cables de alta tensión, así como la maquinaria industrial y / o de telecomunicaciones de alto voltaje producen un mayor nivel de CEM de baja frecuencia. Las conexiones eléctricas deficientes y / o los cables de baja calidad, así como la forma en que funcionan algunos equipos, incluidos los artículos para el hogar, provocan una mayor producción de CEM contaminantes y lo que se llama ELECTRICIDAD SUCIA, que se refiere al "ruido" de bajas y altas frecuencia que se meten en la corriente difundiéndose por todo el cableado eléctrico y a su vez se refiere a todos los armónicos y transitorios por encima de 60 Hz., terminan contaminando el ambiente de una mayor forma, corrompiendo el sistema aún más.