HISTORIA

Nuestros comienzos

El equipo fundador de NOXTAK, se conforma por un grupo multidisciplinario de especialistas medicos, ingenieros y psicólogos quienes cada uno individualmente había llegado al conocimiento del electro-smog por vías distintas y quienes en conjunto estuvieron de acuerdo en colaborar con una iniciativa destinada a encontrar soluciones alternativas para el electro-smog de las existentes en aquel momento. Debido a que en el grupo fundador y colaborador habían casos de hipersensibilidad electromagnética o EHS, quienes no habían encontrado soluciones efectivas para su padecimiento.

El grupo se dedicó a buscar la solución más factible para el crecimiento tecnológico y un mundo inalámbrico. El enfoque consistía en buscar una solución que pudiera aplicarse a cualquier tipo de tecnología que funcionara en cualquier ancho de banda de frecuencia y en cualquier escala, incluidas las tecnologías de masas o industriales.

Un enfoque tecnológico y respetuoso con el medio ambiente, que permitiría la fabricación eventual de equipos y dispositivos eficientes, libres de interferencias electromagnéticas y, lo más importante, poner a disposición tecnología que también sea amigable para los humanos.

Ese objetivo finalmente se logró, y in 2012, el Proyecto NOXTAK se convirtió en una realidad de inicio de nanotecnología, inicialmente financiado mediante crowdfunding. La isla de Aruba, ubicada en el Caribe holandés, fue elegida para ser el sitio de investigación de impacto ambiental de la nueva tecnología. Durante tres años de trabajo intensivo, NOXTAK realizó más de mil (1000) evaluaciones de campo en la isla y evaluó más de 150 km2 del territorio. Junto con mediciones piloto en hoteles, tiendas, restaurantes, oficinas, muelles y hogares en toda la isla y en entornos presentes con personas diagnosticadas con hipersensibilidad electromagnética, se recopilaron grandes cantidades de datos de estudios e investigaciones para ser utilizados en la aplicación de soluciones desarrolladas a través de métodos científicos y precisos, de acuerdo con los valores y estándares internacionales para medir y medir los campos electromagnéticos.

In mid-2014, el Grupo NOXTAK comenzó a realizar los mismos estudios piloto de campo abierto en otros países, con el objetivo de comparar diferentes entornos urbanos y establecer un sistema de clasificación para los niveles de electropolución encontrados en diferentes entornos de vida. Todo esto resultó en el desarrollo del sistema de CLASIFICACIÓN NOXTAK, que actualmente se utiliza como estándar en la tecnología SPIRO.

En este momento, el Grupo NOXTAK ha registrado en su base de datos datos de encuestas de cuarenta (40) ciudades diferentes ubicadas en catorce (14) países distintos de Europa, Asia y América. La tecnología SPIRO del Grupo, ahora completamente probada en todos los escenarios imaginables, y certificada por organizaciones oficiales e instituciones científicas respetables, ha sido desarrollada para aplicaciones personales, familiares, laborales e industriales. Actualmente, los objetivos de la empresa son:

Desarrollo de soluciones nanotecnológicas para electropolución.

Evaluación y monitoreo ambiental de CEM

Alianzas estratégicas para esta nueva tecnología.

Prestación de servicios de certificación EHE para edificios y ciudades.