El nacimiento de un nuevo estándar para los vehículos eléctricos

Oficina del CEO

El nacimiento de un nuevo estándar para los vehículos eléctricos

Con la creciente demanda de estos vehículos alrededor del mundo, muchas preocupaciones han surgido respecto a las emisiones electrómagnéticas dentro de ellos. Continuando mi previo artículo, hoy sigo ahondando en este tema y mis recomendaciones.

electric cars

Como mencioné en mi anterior artículo sobre los vehículos híbridos y eléctricos, al igual que todos los dispositivos electrónicos que usamos diariamentes, estos emiten campos electromagnéticos (CEM) de frecuencia extremadamente baja (ELF). Según diversos estudios que se han realizado a lo largo de los años, se ha comprobado que este tipo de radiación representa un riesgo de salud real para las personas que están constantemente expuestas a ella.

En mi criterio como investigador CEM, creo que los vehículos eléctricos e híbridos deben someterse a un estudio equivalente a lo que es el SAR (Specific absorption rate) en los teléfonos celulares. Esto garantizará vehículos más seguros para los usuarios y pasajeros.

La preocupación latente y la desinformación sobre los niveles de exposición

Primero que todo, es importante destacar que el tema electromagnético es algo poco conversado y escasamente conocido por el común de las personas. Cuando se habla de exposición electromagnética y los riesgos asociados, no hay un consenso establecido o una información unificada sobre los niveles saludables o cómo protegerse, y es esta misma desinformación lo que hace que muchos decidan investigar por su cuenta y sacar conclusiones erróneas.

Por ejemplo, en un foro de preguntas y respuestas de Tesla Motors, se citó el artículo de The New York Times «Fear, But Few Facts, About Hybrid Risks» y muchos usuarios participaron con comentarios referentes a los que los consideraban niveles apropiados o no, los riesgos, los miedos y demás.

En el foro de discusión se menciona mucho que las personas están muy preocupadas por la emisión electromagnética. Sin embargo, hay usuarios que hacen mención a un fragmento del artículo en el que resaltan que una persona puede estar expuesta hasta 135 miligauss, y dicen que Wikipedia lo señala como una exposición “insignificante”.

 

Tiebreaker - Publicado en mayo de 2011
Si estoy leyendo bien el artículo (en la segunda página):
"Dijo que el conductor estaba recibiendo niveles de E.M.F. 'peligrosamente altos' de hasta 135 miligauss en la cadera y hasta 100 miligauss en la parte superior del torso".
Eso sería 0,135 y 0,100 gauss respectivamente.
Pero entonces:
http://en.wikipedia.org/wiki/Gauss_(unit)
0.31-0.58 gauss: el campo magnético de la Tierra en su superficie
Entonces, ¿caminar sobre la superficie de la Tierra es aún más peligroso?
¿Qué tal respirar los vapores de gasolina? ¿Y los gases de escape?
Estamos inmersos a diario en EMF de miles de fuentes. No creo que exista un riesgo considerable de EMF al viajar en autos eléctricos, no más grande que caminar alrededor de los electrodomésticos de su casa.


En las conversaciones de este foro, noto que hay una confusión relacionada al tema de los campos electromagnéticos, y esto es debido a la ausencia de una guía concreta y una normativa por parte de los organismos especializados. Esto solo logra que marcas tan profesionales como Tesla no tengan pronunciamientos concretos respecto al tema.

Este es el caso del común de las personas cuando se trata de este tema. No hay suficiente educación al respecto o guías autorizadas, así que los usuarios terminan desinformándose o malinterpretando información obtenida de diversas fuentes libres. Además, sigue existiendo una falta de comprensión referente a la diferencia entre lo que puede ser una emisión proveniente de una fuente artificial o una natural.

La dualidad entre los campos artificiales y naturales

Como lo mencionamos en nuestro previo artículo Natural vs. artificial electromagnetic fields: the importance of polarization, los campos emanados de fuentes creadas por el hombre son completamente distintos a los campos naturales que rodean a la tierra, que fomentan el desarrollo de nuestra especie y de la naturaleza.

El flujo magnético emanado de una fuente natural no es, ni de cerca, igual al que emana una fuente artificial. Por ejemplo, el campo magnético de la tierra produce más de 135 miligauss (hasta 450 miligauss) y es beneficioso para el cuerpo humano y el ambiente, pero es porque proviene de una fuente natural.

Por su parte, la tecnología que usamos día a día está emitiendo flujos magnéticos importantes que, aunque no sean tan altos como los naturales, al venir con un comportamiento de polarización artificial, producen efectos nocivos en la salud y desbalancean el delicado equilibrio de nuestro medio ambiente. 

El estándar electro-clean: mi propuesta

Primero, debo destacar que, personalmente, considero a Tesla una excelente marca de vehículos eléctricos, un pionero en la industria y soy un entusiasta de estos vehículos. Sin embargo, como el entusiasta que soy, considero que tanto Tesla como otras grandes marcas a nivel mundial tienen una gran oportunidad de optimizar y mejorar los diseños de sus vehículos para minimizar la exposición a campos electromagnéticos. Creo que debemos trabajar por la creación de vehículos electro-clean con emisiones electromagnéticas limpias. Esta es mi propuesta

Nuestra necesidad debe ser filtrar estos flujos magnéticos artificiales para lograr que se comporten como los campos naturales que rodean la tierra, y la solución para lograr esto es crear un nuevo estándar de vehículos y tecnologías electro-clean libres de electrosmog.

 

Joaquín Machado

CEO de NOXTAK, especialista e investigador en las CEM, asesor de tecnologías verdes, IoT y ciudades inteligentes.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *