EHS cases Aruba

Resultados SPIRO: 5 casos de estudio del EHS en Aruba

Resultados SPIRO: 5 casos de estudio del EHS en Aruba

EHS cases Aruba

Durante años, hemos estudiado los efectos de nuestra tecnología para contrarrestar los síntomas de la electrohipersensibilidad. Aquí te contamos más sobre lo que hemos hallado.

Desde el año 2014, hemos estado conduciendo investigaciones sobre el EHS en Aruba. Nuestras investigaciones han seguido enriqueciéndose con la experiencia de múltiples aliados de otras áreas del conocimiento y diversos casos independientes que han surgido a lo largo del tiempo.

En Noxtak hemos evaluado distintos casos basándonos en el cuestionario con los 29 síntomas comunes asociados con el EHS, un material que creamos basado en testimonios de múltiples organizaciones en Europa, como la Federación Holandesa de electrohipersensibilidad y otros documentos científicos sobre el tema, como los escritos por el Prof. Olle Johansson del Karolinska Institute en Suecia.

A continuación, detallaremos 5 casos específicos de EHS en Aruba en los que nuestra tecnología SPIRO fue clave para ayudar a desaparecer los síntomas. 

CASO #1: El panel eléctrico en el dormitorio

Una mujer electrosensible de más de 70 años viviendo en el sector de Savaneta. La mujer sufría de Tinnitus, problemas de sueño, cansancio general y dolores.

Del estudio de su hogar, encontramos que la fuente de contaminación principal fue su panel eléctrico principal del hogar, que se encontraba dentro de su dormitorio (esto es algo muy común en la isla de Aruba, allí muchos hogares tienen la sus paneles eléctricos en el cuarto principal del hogar); adicionalmente, el hogar presentaba un elevado índice de electricidad sucia y una exposición estándar de ondas de telefonía móvil.

Solución: En este caso se aplicó un doble correctivo con eficiencia de control de emisiones del 100%: un filtro SPIRO CARD L2 para su móvil y un SPIRO CARD L4 para su panel eléctrico.

CASO #2: Una alta concentración de equipos electrónicos

Una casa de familia localizada en el sector de San Nicolás: Una mujer de 62 años electro sensible intermedia presentando tinnitus moderado, dolor de cabeza sin causa conocida, cansancio general y problemas del sueño. En la casa anexo, un hombre de 30 años, una mujer de 25 años y un bebé de 1 año. El bebé presentaba alergias y la pareja joven problemas sueños. 

Encontramos problemas de electricidad sucia generales en la casa, uso del teléfono inalámbrico con múltiples bases y múltiples auriculares con transmisión de 6.2 GHz, además de un panel eléctrico en dormitorio principal. En la casa anexo, justo en el cuarto del bebé y la pareja, había una alta concentración de equipos electrónicos y una consola de videosjuegos cercana a la cuna del bebé.

Solución: Con una eficiencia del 100% de control de contaminación, aquí se aplicaron múltiples SPIRO CARD L2 y múltiples SPIRO CARD L3. También se sugirieron cambios en las conexiones eléctricas, extensiones y tipos de bombillo en la vivienda. 

CASO #3: Electricidad sucia y campos alternantes

Una mujer de 73 años viviendo sola en la zona de Eagle. Sufría de dolor de cabeza, fatiga general y hormigueo en las extremidades. El origen de sus afecciones se debía a una contaminación de electricidad sucia y de campos alternantes provenientes del panel eléctrico cercano a su dormitorio principal.

Solución: La solución aplicada con eficiencia del 100% de control fue un SPIRO DISC L4 en el Panel Eléctrico, un filtro de electricidad sucia STROOM MASTER en el dormitorio principal, una SPIRO CARD L3 en la cocina y un SPIRO CARD L2 para el teléfono móvil.

CASO #4 : Una zona de exposición severa

Hombre de 61 años con hipersensibilidad media que vive solo en una casa de familia en la zona de Cumana.  

Este individuo presentó uno de los casos más acentuados de exposición electromagnética por diversos factores en la cercanía de la casa: líneas de corriente (power lines), radio bases de telefonía móvil, cercanía al aeropuerto, entre otros. Lo anterior nos llevó a clasificar su caso como una zona de exposición muy severa de las tres fuentes de contaminación de campos cercanos tanto por los electrónicos y electrodomésticos, como por electricidad sucia extremadamente alta y una densidad de potencia de señales microondas altamente significativa.

Solución: En este caso, los correctivos necesarios para el control del 100% de la contaminación de esa casa implicaron medidas drásticas de cambio de conexiones eléctricas irregulares, aferramiento adecuado, cambio de bombillos ahorradores, instalación de 5 filtros de electricidad sucia STROOM MASTER y 3 discos SPIRO L5+ (hoy conocido como SPIRO DISC 5G).

CASO #5: El caso más severo de electrohipersensibilidad avanzada

Una mujer de 75 años viviendo sola en una casa de familia en la zona de Seroe Blanco. Este es, hasta ahora, el caso más alto de electro hipersensibilidad avanzada que NOXTAK ha estudiado en la isla de Aruba.Esta persona presentaba 25 de los 29 síntomas comunes con manifestación frecuente o permanentemente. 

En el estudio, pudimos constatar que su zona residencial contenía un elevado nivel de contaminación de altas frecuencias de señales microonda con densidades de potencia con picos 10 veces más altos que otras zonas de alta contaminación en la isla.

Solución: Para un control del 100% de la contaminación electromagnética, se sustituyó el sistema de iluminación, se eliminaron conexiones eléctricas inadecuadas o defectuosas y se instalaron 4 discos SPIRO L4 y 3 discos SPIRO L5. 

Seguimiento: En este caso específico, se hizo seguimiento de mediciones al hogar cada 12 meses desde la primera implementación en 2014. Durante 3 años no requirió actualización alguna; pero para el 2017 ciertas áreas del hogar requirieron una actualización extra y se implementaron 4 filtros Stetzerizer en áreas lejanas al dormitorio, pues la mujer también presentaba sensibilidad al campo asociado a dichos filtros electrónicos. 

En la medición de 2018 encontramos un aumento en la contaminación exterior debido a una instalación industrial que fue construida frente de la casa de la mujer. Esto requirió la colocación de 2 discos SPIRO L5+. 

Luego, para la medición del 2019, encontramos que los filtros de corriente sucia Stetzerizer ya no lograban filtrar la corriente sucia, así que se sustituyeron por los filtros STROOM MASTER. En esta ocasión se añadieron dichos filtros al dormitorio, ya que los mismos no producen perturbación alguna para los electrohipersensibles. Finalmente, en marzo del 2020 se actualizaron las soluciones de SPIRO L5 por los nuevos SPIRO 5G.

El efecto nocebo

De los numerosos casos que hemos detectado en nuestros estudios, hubo 8 casos específicos que, según los síntomas manifestados en el cuestionario, indicaron tener un nivel de electrohipersensibilidad severa, el más alto posible de los 6 niveles establecidos. 3 de estos 8 casos mostraron por 2 semanas continuas reacciones adversas al estar frente a equipos contaminantes, como un router WIFI, teléfonos celulares de personas cercanas o incluso cercanía a antenas de telefonía móvil. Estos individuos presentaban un efecto nocebo con solo ver o saber que estaban cerca de estas tecnologías, pues sabían que estas cosas eran nocivas para su salud.

En más de una ocasión visitamos a estos sujetos y, con dispositivos medidores, les demostramos que no estaban expuestos a campos nocivos al momento. Solo ante esas demostraciones técnicas, estas personas empezaron a dejar de asociar negativamente todas las fuentes electromagnéticas.

Estos casos específicos fueron muy útiles en nuestra investigación, pues nos demostraron que algunos de los individuos que presentan síntomas asociados al electromagnetismo, pueden desarrollar una paranoia asociada a la simple presencia de dispositivos electrónicos. Desafortunadamente, estos casos también han llevado a los médicos a las conclusiones erróneas de que todos los casos de EHS son mentales.

En nuestra experiencia, hemos demostrado que la mayoría de los casos de EHS son individuos que no creen o saben que la radiación electromagnética puede producir algún tipo de efecto nocivo en su salud o un efecto biológico negativo temporal. Adicionalmente, sabemos que no hay mucha preparación sobre las características de la electrohipersensibilidad en los profesionales de la salud, lo que hace que la personas sean tratadas de la forma incorrecta y que se sientan afectados por otras enfermedades que no tienen.

Sin duda alguna, SPIRO ha demostrado ser una solución efectiva para combatir los síntomas del EHS. Nuestra tecnología es la única solución para filtrar las ondas electromágnéticas sin necesidad de bloquear su trayectoria. Hemos sido certificados por distintos laboratorios independientes y, además, nuestra tecnología ha sido premiada múltiples veces. Continuamos defendiendo la postura de que la contaminación electromagnética puede ser filtrada y balanceada sin dejar de usar las tecnologías.

Te invitamos a visitar nuestra sección de productos para conocer más sobre nuestras soluciones y, si deseas recibir más información de interés como esta, suscríbete a nuestro newsletter mediante el formulario al pie de esta página. Próximamente, estaremos publicando más información sobre este y otros temas.

EHS Symptons

Electrohipersensibilidad: ¿qué es y cuáles son los síntomas comunes?

Electrohipersensibilidad: ¿qué es y cuáles son los síntomas comunes?

EHS Symptons

La electrohipersensibilidad (EHS) es una afección muy controversial, poco conocida y poco comprendida. Aquí te explicamos un poco más sobre ella.

La electrohipersensibilidad (EHS), también conocida como sensibilidad electromagnética o hipersensibilidad electromagnética, es un síndrome en el cual un individuo experimenta molestias físicas como consecuencia de las tecnologías inalámbricas, dispositivos eléctricos, torres de telecomunicaciones, Wi-Fi, teléfonos móviles, teléfonos inalámbricos o campos magnéticos provocados por las líneas de electricidad.

Hasta hace poco, esta condición se desarrollaba únicamente en un grupo reducido de personas expuestas a radiaciones electromagnéticas. Los individuos que lo padecían usualmente tenían una condición preexistente genética de tendencias a hipersensibilidad diversa.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) no la considera una enfermedad, actualmente existen docenas de asociaciones en más de 20 países quienes se han dedicado en la última década a estudiar y ayudar a personas que manifiestan padecer EHS.

Entendiendo más sobre la electrohipersensibilidad

El EHS se presenta como alarma en el cuerpo de quien lo padece, una especie de advertencia dolorosa que le indica a la persona que el organismo está llegando a su límite de tolerancia a campos electromagnéticos (CEM) artificiales (emanados de fuentes creadas por el hombre) a nivel celular.

La explicación a esto es que nuestras células intercambian cargas eléctricas y magnéticas que pasan a través de la membrana celular. Así que los cambios en los microtúbulos, especialmente en los canales iónicos de calcio, conllevan a una hipersensibilidad electromagnética celular.

El EHS se expresa entonces como un reflejo condicionado a una radiación de este tipo que esté en el entorno y que porte suficiente intensidad como para ser capaz de producir un estrés eléctrico en las células. La intensidad de la radiación y las frecuencias que más fácilmente inducen esta respuesta celular de estrés varía en cada persona que presenta un grado de EHS. 

El Prof. Olle Johansson, miembro del departamento de dermatología del Instituto Karolinska en Suecia, fue uno de los precursores en el estudio de esta extraña condición del EHS desde el año 1980. Según sus estudios, esta afección resulta ser como una reacción “alérgica” a un ambiente hostil. Es decir, no es una enfermedad, sino una condición de hipersensibilidad a las ondas; por ejemplo, en programas y documentales españoles lo llaman los «Alérgicos al WIFI».

Síntomas asociados a la electrohipersensibilidad

La sintomatología que presentan las personas que sufren este síndrome es muy diversa e inespecífica, por lo que su detección precoz o su diagnóstico suele ser atípico y complicado. Por ejemplo, pueden evidenciarse uno o varios síntomas que surgen o se intensifican al situarse cerca de aparatos eléctricos, transformadores y líneas de alta tensión, antenas de telefonía móvil, router de Wifi entre otros dispositivos.

En nuestros casos de estudio y proyectos de control de emisiones hemos encontrado que un porcentaje de las personas que dicen tener EHS presentan un efecto nocebo ante las radiaciones. Es decir, son individuos que se sugestionan negativamente y expresan molestias o dolores con solo ver la presencia de un dispositivo electrónico. Estas personas no consideramos que tengan EHS, sino que están aterrados y sugestionados por el bombardeo de información presente en los medios.

También hemos observado sujetos con una condición de paranoia psicológica; personas que permanecen con medidores de campos electromagnéticos y quienes continuamente están «cazando» dichas ondas. A esto tampoco se le considera EHS.

Una persona con EHS es quien experimenta síntomas que en la medicina no tienen causa conocida. Estas son personas que incluso ignoran la existencia de las ondas electromagnéticas o Electrosmog y aún así están afectadas. 

De las diversas investigaciones que hemos hecho, hemos reunido 29 síntomas específicos que evidencian este síndrome:

1. Fatiga (Cansancio General)

2. Problemas para dormir – Insomnio

3. Dormir en exceso

4. Irritabilidad

5. Nerviosismo

6. Problemas en la piel (erupciones, picazón, otros)

7. Ritmo anormal del corazón – Taquicardia (Arritmia)

8. Problemas de presión arterial

9. Colon Irritable

10. Pérdida auditiva

11. Dolor en los oídos

12. Zumbido en los oídos

13. Ruido en los oídos

14. Campanas en los oídos

15. Dolor en las cejas

16. Visión Borrosa

17. Mareo

18. Problemas de concentración

19. Problemas de memoria (corto plazo)

20. Dolor de cabeza

21. Enrojecimiento de la cara

22. Inflamación de la cara

23. Sensación de calor en el rostro

24. Sensación de adormecimiento en la cabeza

25. Sensación de presión en la cabeza

26. Sensación de banda apretada alrededor de la cabeza

27. Sensación de pinchazos en la piel

28. Sensación de presión en el pecho

29. Sensación de falta de oxígeno

¿Cuáles son los tipos de exposición CEM que inducen la electrohipersensibilidad?

Existen dos tipos de exposición electromagnética artificial que pueden ser causantes de este síndrome:

1. Aquella que proviene de la corriente, usualmente por electricidad sucia (muchas interferencias EMI en el cableado) del hogar u oficina, o por exposición industrial a campos de alta tensión.

2. Aquella que proviene por exposición a impulsos electromagnéticos de las telecomunicaciones, especialmente del WIFI y la telefonía móvil, o por exposición “industrial”, como en el caso de los empleados de operadores de telefonía móvil con tareas continuas en las estaciones base de las torres de teléfono móvil.

La electrohipersensibilidad en la actualidad

Muchas organizaciones científicas claman que no existe el EHS usando el argumento de que las ondas no portan la energía suficiente como para afectar a las células, esto se basa en la óptica de que las ondas sólo afectan si producen efectos térmicos. Sin embargo, diversos estudios realizados directamente por docenas de laboratorios sobre el ADN, a nivel de efectos dermatológicos, a nivel del cerebro, del sistema nervioso y endocrino han probado que existen efectos atérmicos que inducen alteraciones en todos estos niveles fisiológicos.

Durante los últimos años hemos visto un aumento en los casos de EHS. De pronto se han multiplicado exponencialmente y cada vez los niveles de intensidad de sufrimiento y dolor son más altos. Parece que estamos llegando a un nivel de saturación de exposición electromagnética que ha provocado que incluso personas sin condiciones preexistentes de hipersensibilidad empiecen a desarrollar un grado de EHS.

Gobiernos como los de Francia, España y Suecia hoy consideran el EHS una discapacidad funcional que un porcentaje de la población vive cuando se encuentra sumado a una contaminación elevada de radiación electromagnética; como la que está presente en zonas urbanas, oficinas tecnológicas, hogares con exposiciones industriales cercanas (Radio bases de telefonía móvil, líneas de alta tensión, subestaciones eléctricas)

En NOXTAK hemos trabajado directamente con 37 casos de estudio que manifestaban síntomas de EHS e, indirectamente, con otros 1.000 casos mediante nuestros aliados científicos y comerciales. Estos individuos han recuperado totalmente un estilo de vida normal y hoy han podido hacer uso de las tecnologías modernas con total normalidad. Es por eso que defendemos la postura de que la contaminación electromagnética puede ser filtrada y balanceada sin dejar de usar las tecnologías.

Te invitamos a visitar nuestra sección de productos para conocer más sobre nuestras soluciones y, si deseas recibir más información de interés como esta, suscríbete a nuestro newsletter mediante el formulario al pie de esta página. Próximamente, estaremos publicando más información sobre este y otros temas.