emf tinnitus

Aumento de casos Tinnitus: ¿podría tener relación con los CEM?

Aumento de casos Tinnitus: ¿podría tener relación con las CEM ?

emf tinnitus

La exposición a la contaminación electromagnética tiene efectos biológicos comprobados, uno de ellos cada vez más común es aquel particular zumbido en los oídos. Te contamos más sobre el Tinnitus y su relación con el electrosmog.

Cada día usas tu teléfono celular, tu computador, el horno microondas, la TV, el refrigerador y un sinfín de equipos electrónicos que, en el mundo de hoy, son prácticamente indispensables. Pero, ¿sabías que las emisiones de todos estos equipos tienen efectos en el ambiente y en tu cuerpo? Existe una gran cantidad de síntomas identificados para el EHS (electrohipersensibilidad), y el Tinnitus es uno de los más comunes.

El tinnitus es una condición que, primero que nada, dicen los especialistas que se asocia a la vejez, el estrés oxidativo y puede ser causado por factores diversos y no precisamente complicados. Sin embargo, su prevalencia y casos severos ha venido aumentado en las últimas dos décadas, y el caso es que investigadores de las CEM han observado una relación con el aumento progresivo y global del uso de teléfonos móviles, lo que ha expuesto las vías auditivas a una dosis más alta de radiación electromagnética. 

En este artículo, queremos contarte más sobre esta afección auditiva que se hace cada vez más común en la población mundial y cómo está relacionada con el aumento de la contaminación electromagnética.

¿Qué es el tinnitus?

El tinnitus se describe a menudo como un zumbido en los oídos. También puede sonar como rugido, un cliqueo o silbido en los oídos. Este puede ser suave o fuerte, agudo o bajo, y puedes escucharlo en uno o en ambos oídos.

Es importante resaltar que el tinnitus en sí no es una enfermedad, sino que es un síntoma de que algo está mal en el sistema auditivo. El sistema auditivo incluye el oído, el nervio auditivo que conecta el oído interno con el cerebro y las partes del cerebro que procesan el sonido. El tinnitus puede resultar de algo tan simple como un pedazo de cerumen que bloquea el canal auditivo, pero también puede ser el resultado de una variedad de problemas de salud. Las personas con tinnitus severo pueden tener dificultad para oír, trabajar o incluso dormir.

Millones de estadounidenses sufren de tinnitus. En el año 2019, aproximadamente el 10 por ciento de la población adulta de los Estados Unidos experimentó tinnitus con una duración de por lo menos 5 minutos. Esto equivale a unos 25 millones de personas. 

La relación entre el electrosmog y el Tinnitus 

Es bien sabido que la radiación electromagnética puede penetrar los tejidos expuestos, razón por la que se han establecido niveles de exposición de seguridad para el uso de dispositivos como los teléfonos celulares. Estas ondas provocan efectos termogénicos probados y potenciales efectos biológicos. Como lo hemos mencionado en anteriores artículos, algunas personas son más sensibles a la exposición electromagnética (electrohipersensibilidad) y, por tanto, presentan síntomas más tempranos y pronunciados.

Investigaciones recientes relacionan a la electrohipersensibilidad con muchos de los casos de tinnitus que se reportan sin causa aparente. Una gran mayoría de sujetos diagnosticados con hipersensibilidad han reportado que sufren de tinnitus y que esta afección interrumpe actividades de su día a día como el sueño y el trabajo.

En diversos estudios clínicos, muchos pacientes también han mencionado espontáneamente síntomas auditivos durante o poco después de usar teléfonos celulares, como calor o presión en el oído que está en contacto con el dispositivo, así como tinnitus, comprensión reducida o distorsión en la frecuencia auditiva. Incluso hay un pequeño grupo de pacientes que informan la aparición o el empeoramiento del tinnitus asociado con vivir o trabajar cerca de antenas de telefonía celular, radio y televisión.

La evidencia científica

Durante casi dos décadas, se han realizado cientos de estudios para comprobar la relación entre el electrosmog y esta afección auditiva. Por ejemplo, en la Revista Brasileña de Otorrinolaringología seleccionaron 165 estudios relevantes en este tema y determinaron que, con base en dichas investigaciones, existen evidencias razonables que sugieren una precaución mayor en el uso de teléfonos móviles si se quieren prevenir daños auditivos y la aparición o empeoramiento del tinnitus.

Un estudio publicado en el año 2009 reveló que el tinnitus es significativamente más frecuente en las personas que sufren de electrohipersensibilidad. Por otra parte, en un estudio sueco-finlandés publicado en la Revista Internacional de Epidemiología, se comprobó que existía un pequeño aumento en el dolor de cabeza en las personas que pasaban una mayor cantidad de tiempo de llamada; pero no lograron determinar una asociación con la aparición de tinnitus o pérdida auditiva.

Si bien no está completamente confirmado, existe suficiente evidencia para relacionar al tinnitus con la exposición al electrosmog. Es por esto que muchos de los autores de dichos estudios consideran apropiado prestar más atención al uso de teléfonos celulares en la investigación diagnóstica de pacientes con trastornos auditivos, especialmente tinnitus.

Aunque queda mucho por estudiar y comprender sobre esta problemática, hoy, en el centro NOXTAK, nuestro equipo de investigación ve con preocupación una potencial relación en esta afección del conducto auditivo y las CEM. Es por ello que nuestro CEO Joaquín Machado ha abierto un proyecto piloto de investigación que comenzará a principios de 2021 para coordinar con especialistas en Tinnitus, con el objeto de estudiar los niveles exposición CEM que tienen los pacientes con tinnitus severos, especialmente identificar y confirmar las ventanas de frecuencias biológicas activas en el conducto auditivo, así como coordinar con la tecnología Noxtak la solución más idónea y la potencia SPIRO necesaria para determinar el abordaje más efectivo para mitigar el tinnitus y hacer más efectivos los nuevos tratamientos médicos basados en subir los niveles de Glutation.

Nuestra tecnología es la primera solución para la contaminación electromagnética que no implica bloqueo de las ondas y está basada en fundamentos científicos reales; además, ha sido galardonada múltiples veces y está certificada por laboratorios independientes.

Te invitamos a visitar nuestra sección de productos para conocer más sobre nuestras soluciones y, si deseas recibir más información de interés como esta, suscríbete a nuestro newsletter mediante el formulario al pie de esta página. Próximamente, estaremos publicando más información sobre este y otros temas.

HRV

Exposición a campos electromagnéticos y la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC)

Exposición a campos electromagnéticos y la variabilidad de la frecuencia cardíaca

HRV

Uno de los muchos factores físicos que se ven afectados por la constante exposición a campos electromagnéticos es la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC). Hoy te contamos más sobre este fenómeno.

Con la expansión de las tecnologías inteligentes hasta casi todos los espacios de nuestras vidas, hoy es muy fácil medir y rastrear todo tipo de información relacionada con nuestra salud y bienestar. Gracias a los dispositivos inteligentes, hoy podemos controlar nuestro peso, presión arterial, número de pasos, calorías, frecuencia cardíaca y azúcar en la sangre desde la comodidad. Recientemente, algunos investigadores también han comenzado a usar un marcador interesante para la resistencia y flexibilidad del comportamiento, a esta se le llama variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC).

¿Alguna vez te has preguntado cuál fue el impacto en la salud de un día estresante? ¿Cómo rendirás en tu carrera matutina de mañana? ¿Hay algo que puedas hacer hoy que mejore tu capacidad para estar mejor mañana? La VFC puede ser el dato que podría ayudarte a responder todas estas preguntas.

Ahora, ¿sabías que la exposición constante a campos electromagnéticos (CEM) también podría afectar el valor de la VFC? Hoy queremos contarte más sobre el HRV y cómo se relaciona con la exposición a CEM.

¿Qué es la variabilidad de la frecuencia cardíaca?

Por popular que sea la metáfora, un corazón sano no late con la misma frecuencia que un metrónomo, sino que, en realidad, cambia su ritmo con cada latido. Esta variación constante en milisegundos entre los latidos del corazón se conoce como variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC).

Algunas situaciones dan como resultado un aumento en la variación (VFC alta), mientras que otras hacen que los intervalos entre latidos se mantengan más constantes (VFC baja). Es posible que no te des cuenta de estas variaciones sutiles, pero estas reflejan la capacidad de tu corazón para responder a diferentes situaciones. 

El VFC puede reaccionar ante el estrés y la enfermedad antes de la frecuencia cardíaca en reposo, lo que la convierte en una de las señales más potentes del cuerpo humano, proporcionando información útil sobre los niveles de estrés, estado de recuperación y bienestar general.

La VFC como una medición de bienestar general

La medición de la variabilidad de la frecuencia cardiaca es una medición ideal para verificar el bienestar general de una persona. Primeramente, hay que tener en cuenta que el corazón es una fuente de energía electromagnética de 2,4 vatios, cuyas oscilaciones pueden medirse en las células más pequeña del organismo. Todos los ritmos de la vida se reflejan en el latido del corazón; así que, si estos ritmos están en armonía, entonces experimentamos una sensación de bienestar. 

Por ejemplo, la VFC se usa para monitorear el rendimiento del cuerpo en entrenamientos físicos y la  capacidad de recuperación. Para esto, se analiza la variación latido a latido del corazón y, al medir con precisión el intervalo de tiempo entre los latidos del corazón, la variación detectada se puede utilizar para medir el estrés psicológico y fisiológico y la fatiga del cuerpo durante el entrenamiento. 

En términos generales, cuanto más relajado y descargado (libre de fatiga) esté el cuerpo, más variable será el tiempo entre latidos. Los datos de la VFC pueden indicar el impacto de la fatiga debido a sesiones previas de ejercicio, niveles de hidratación, estrés e incluso el grado de ansiedad de desempeño, nerviosismo u otras influencias estresantes externas. 

Los estudios han demostrado que la variabilidad de la frecuencia cardíaca varía entre los individuos según el tamaño del ventrículo izquierdo (rasgo heredado), el nivel de condición física, la posición del cuerpo, la temperatura, la humedad, la altitud, el estado de ánimo, el estado hormonal, las drogas y los estimulantes, el sexo y la edad.

La relación entre la VFC y los campos electromagnéticos

Como lo hemos mencionado previamente, nuestro cuerpo está impulsado por un sinfín de reacciones químicas y orgánicas que tienen como origen un impulso eléctrico; y esto es especialmente importante cuando hablamos del corazón, un órgano que genera campos eléctricos propios y cuyo bienestar se puede medir también mediante el estado de su actividad eléctrica (electrocardiograma).

El sistema nervioso vegetativo controla dinámicamente el equilibrio interno del organismo dependiendo de las cargas momentáneas externas e internas. El corazón reacciona a estímulos perceptibles e imperceptibles que se generan (como la radiación electromagnética) y actúa sobre el sistema nervioso vegetativo. La variabilidad del ritmo cardíaco de una persona sana se basa, esencialmente, en la interacción óptima entre los componentes simpáticos y parasimpáticos del sistema nervioso vegetativo para adaptarse.

La estimulación espontánea del sistema nervioso vegetativo por radiación electromagnética y campos energéticos generalmente se encuentra muy por debajo del valor umbral físicamente perceptible. Sin embargo, los sistemas de medición más modernos también registran las reacciones más pequeñas en el control del sistema nervioso vegetativo, particularmente mediante los parámetros de variabilidad del ritmo cardíaco.

Como lo mencionamos, la variabilidad de la frecuencia cardiaca puede verse afectada por muchos elementos físicos (ejercicio, enfermedad) o externos (estrés y factores ambientales). En el caso de los efectos debilitantes o dañinos provocados por la telefonía móvil de alta frecuencia, la radiación y el electrosmog de baja frecuencia, estos son comúnmente reconocidos por el sistema nervioso como amenazas vitales. Esto quiere decir que, si el cuerpo está expuesto a cargas constantes por interferencia de campos, entonces no será capaz de normalizar los parámetros de estrés y, por tanto, habrá una reducción en la variabilidad del ritmo cardíaco y en la capacidad del organismo para adaptarse a los cambios.

Durante años, nos hemos dedicado a investigar y desarrollar soluciones para el Electrosmog que sean accesibles, escalables, amigables, beneficiosas y que estimulen el bienestar general del medio ambiente y el cuerpo humano sin necesidad de detener el desarrollo tecnológico. Nuestras soluciones SPIRO fueron certificadas por la IGEF mediante la medición de la variabilidad de la frecuencia cardíaca de varios sujetos de prueba, que resultó significativamente mejorada a través del uso de este material como protección ante la contaminación electromagnética (ver artículos SPIRO DISC L4: Una solución certificada y de gran alcance y SPIRO DISC L5 Pro: una solución poderosa para las más altas exigencias).

Próximamente, seguiremos compartiendo contigo más información de interés como este. Suscríbete a nuestro newsletter mediante el formulario al pie de esta página para recibir estas novedades. Te invitamos a visitar nuestra sección de productos para conocer más sobre nuestras soluciones. 

SPIRO L4

SPIRO DISC L4: Una solución certificada y de gran alcance

SPIRO DISC L4: Una solución certificada y de gran alcance

SPIRO L4

Desde la creación del material SPIRO, nos hemos dedicado a formular soluciones especiales para cubrir necesidades específicas. Hoy te contamos más sobre el SPIRO DISC L4.

La tecnología SPIRO ha sido desarrollada y optimizada a través de numerosos casos de estudio experimentales. En una primera fase de estudios a nivel residencial, desarrollamos las soluciones SPIRO L2 y L3; luego, a medida que los casos de estudio fueron escalando a zonas comerciales, semi-industriales e industriales, el equipo NOXTAK se encontró con retos más grandes para manejar variaciones de mayor densidad de potencia (mW/cm2). Ante tales retos, en una fase 2, nuestro equipo tuvo que preparar una formulación de mayor alcance para poder manejar estos niveles de exposición. Fue así como nació el disco SPIRO L4.

Nuestro disco L4 surgió como la primera solución de gran alcance que es capaz de filtrar niveles de emisión de baja frecuencia y alta frecuencia a la vez. Luego, en el 2016, se optimizó la formulación de este producto y hoy es el más importante y demandado para NOXTAK. 

La razón de su alta demanda es que hubo un incremento de radiaciones, incluso en zonas residenciales, como consecuencia de la masificación de la conectividad inalámbrica, las nuevas generaciones de telecomunicaciones, la modernización de los electrodomésticos inteligentes, entre otros. Por esto, hoy la mayoría de los hogares requieren una potencia mayor para controlar estas emisiones que, anteriormente, solo estaban en zonas industriales.

Una solución efectiva para distintos problemas

El SPIRO DISC L4 se caracteriza por poder manejar múltiples equipos de oficina y electrodomésticos. Se puede usar como una solución complementaria para paneles eléctricos en el hogar, smart meters y enrutadores Wi-Fi de largo alcance.

Esta solución es una protección efectiva para estaciones de trabajo, oficinas domésticas y otras fuentes más potentes de campos electromagnéticos, como salas eléctricas y data-centers. Este producto tiene un radio de acción de 23 pies y puede proteger de emisiones de hasta 15 dispositivos a la vez sin afectar el rendimiento de los dispositivos ni la calidad de la conectividad.

Según las evidencias recolectadas en numerosos casos de estudio, este producto también ha resultado ser una solución eficaz para:

  • Controlar las alteraciones en el sueño causadas por la contaminación electromagnética.
  • Manejar la radiación múltiple de una habitación con distintos dispositivos electrónicos (Smart TV, consola de videojuegos, ordenador, etc).
  • Para proteger al personal de TI de las emisiones de los equipos que frecuentemente usan.
  • Controlar las emisiones de los distintos electrodomésticos presentes en la cocina, centrándose especialmente en el microondas.
  • Optimizar el consumo de electricidad.

La investigación de la IGEF

Luego de docenas de estudios elaborados directamente por nuestro equipo y colaboradores cercanos, recurrimos a laboratorios independientes para ampliar estudios técnicos y biológicos sobre este producto. Fue aquí donde intervinió la IGEF (Internationalen Gesellschaft für Elektrosmog-Forschung – Sociedad Internacional para la Investigación de Electrosmog), quienes comprobaron su efectividad en 10 circunstancias distintas.

Esta investigación se centró en el efecto protector del SPIRO L4 contra radiación electromagnética causada por transmisores de telefonía móvil, Wi-Fi o WLAN, teléfonos móviles, teléfonos inteligentes, transmisores de radio y televisión, y otros dispositivos inalámbricos de comunicación. 

Se buscaba probar que, frente a los trastornos causados por la alta radiación electromagnética y el electrosmog, el uso del SPIRO L4 debía conducir a una mejora verificable en la variabilidad del ritmo cardíaco, promover la circulación y reducir del trabajo del sistema nervioso vegetativo para mantener el equilibrio interno. Con base en esa premisa, se seleccionó la medición de la variabilidad del ritmo cardíaco para evaluar si el campo de información energética del SPIRO L4 conducía a una mejora en los sujetos de prueba y si era capaz de contribuir a un aumento en la capacidad de adaptación del sistema biológico de un individuo.

Para dicha investigación, el producto fue probado por 10 sujetos de ambos sexos que estaban expuestos a un nivel moderno y habitual de radiación electromagnética. Las edades de los individuos oscilan entre 10 y 76 años, y todos son personas que, en su propia opinión, reaccionan con sensibilidad al electrosmog. Las mediciones de la tasa de variabilidad del ritmo cardiaco se tomaron en los apartamentos o en los lugares de trabajo de estas personas antes y después de pasar varios días usando el SPIRO L4.

Los resultados de la investigación: protección certificada

La variabilidad de los 10 sujetos de prueba, con edades comprendidas entre 10 y 75 años, reveló lo siguientes resultados:

  • En 5 de los 10 sujetos de prueba, el uso del SPIRO L4 mejoró claramente la capacidad de regular la frecuencia cardíaca y ajustar el sistema nervioso vegetativo a diversos niveles de exposición.
  • En 4 de los 10 sujetos de prueba, el uso del SPIRO L4 mejoró significativamente capacidad de regular la frecuencia cardíaca y ajustar el sistema nervioso vegetativo a varios niveles de exposición. Los resultados de esta medición se confirmaron principalmente mediante descripciones de  la percepción subjetiva de los sujetos sobre las reacciones de sus cuerpos al campo de información bioenergética del SPIRO L4.
  • En 1 de los 10 sujetos de prueba, el uso del SPIRO L4 fue ineficaz en términos de regulación de la frecuencia cardíaca. En el caso de este individuo, es posible que el uso regular de medicación para reducir la presión arterial haya tenido un efecto de bloqueo.

Con base en dichos resultados, la investigación biofísica realizada por el laboratorio de investigación y prueba IGEF confirmaron entonces que el uso del SPIRO DISC L4 frente a los trastornos causados por la radiación electromagnética de alta frecuencia conduce a una mejora verificable la variabilidad del ritmo cardíaco. 

Es decir, el uso del producto tiene un efecto beneficioso sobre el corazón, pues el sistema circulatorio procesa y reduce el trabajo que el sistema nervioso vegetativo requiere para mantener el equilibrio interno. Los resultados de la medición demostraron, además, que el efecto positivo de SPIRO DISC L4 aumenta con la duración del uso. 

De esta forma, se certificó a esta solución como una medida altamente efectiva para proteger al cuerpo humano de los efectos de la contaminación electromagnética.

Desde entonces, nuestro equipo ha continuado trabajando en las formulaciones ideales para situaciones específicas, y hoy hemos llegado a una solución de potencia industrial: el SPIRO L5, un producto destinado a zonas de altísima exposición en el que ahondaremos en nuestro próximo artículo.

Te invitamos a visitar nuestra sección de productos para conocer más sobre nuestras soluciones. Para recibir más información de interés como esta, suscríbete a nuestro newsletter mediante el formulario al pie de esta página. 

artificial Electromagnetic fields

Campos electromagnéticos naturales vs. artificiales: la importancia de la polarización

Campos electromagnéticos naturales vs. artificiales: la importancia de la polarización

artificial Electromagnetic fields

Los campos electromagnéticos están presentes en todos lados, pero no precisamente son un sinónimo de algo negativo. Aquí te explicamos más sobre las diferencias de los campos según su polarización.

Desde que la humanidad y la mismísima tierra existe, nuestra especie y toda la naturaleza ha evolucionado inmersa en campos electromagnéticos. Toda la comunicación intercelular de todos los organismos vivos contienen un impulso eléctrico, y por tanto, campos electromagnéticos. Nuestro cuerpo funciona con impulsos eléctricos: el sistema nervioso, los músculos, todos los procesos biológicos y químicos más básicos de nuestro existir están precedidos por un impulso eléctrico.

Teniendo todo esto en cuenta, debes saber que el término «campo electromagnético» no implica algo negativo. De hecho, como lo mencionamos, la vida misma se nutre de impulsos eléctricos, y es por ello que en la medicina, la salud y el bienestar del cuerpo humano se diagnostica con una gran cantidad de estudios que analizan el comportamiento eléctrico de nuestros órganos, como el electrocardiograma o el electroencefalograma. Como también existen estudios del campo magnético que se genera a raíz de dichos impulsos eléctricos, como el magnetocardiograma y el magnetoencefalograma.

En nuestros previos artículos, hemos mencionado repetidas veces a los campos electromagnéticos, pero queremos aprovechar este espacio para explicarte más sobre ellos y las diferencias que tienen según su polarización.

¿Qué es un campo electromagnético?

Primeramente, debe saber que existen campos eléctricos y magnéticos. Estos pueden venir de fuentes artificiales (creadas por el hombre) o de fuentes naturales. Los campos eléctricos se crean por diferencias en el voltaje (cuanto mayor sea el voltaje, más fuerte será el campo resultante), mientras que los campos magnéticos se crean cuando fluye la corriente eléctrica (cuanto mayor es la corriente, más fuerte es el campo magnético).

Si la corriente fluye, la intensidad del campo magnético variará con el consumo de energía, pero la intensidad del campo eléctrico será constante (Extracto de los campos electromagnéticos publicados por la Oficina Regional de la OMS para Europa en 1999).

Tipos de campos electromagnéticos

Como lo mencionamos, los campos electromagnéticos (CEM) están presentes en todas partes en nuestro entorno, pero son invisibles para el ojo humano. Existen dos tipos de CEM:

– Campos electromagnéticos naturales: Los campos eléctricos son producidos por la acumulación local de cargas eléctricas en la atmósfera asociadas con tormentas eléctricas. El campo magnético de la Tierra hace que, por ejemplo, la aguja de la brújula se oriente en dirección Norte-Sur y es utilizada por los pájaros y los peces para la navegación porque estas especies poseen receptores eléctricos y magnéticos altamente sensibles.

Además, todas las especies de plantas, animales y organismos vivos emiten sus propios campos naturales, porque de alguna forma u otra fluyen cargas eléctricas sutiles en ellos. Es decir, la naturaleza continuamente ha estado inmersa en campos de un tipo u otro. Los campos mayores en la naturaleza ejercen una dominancia magnética necesaria para el correcto desarrollo de nuevas especies. La conservación de las especies y de ecosistemas naturales tiene mucho que ver con mantener un equilibrio e interacción armoniosa de los campos naturales. 

– Campos electromagnéticos artificiales: Además de las fuentes naturales, en el espectro electromagnético existen campos producidos y emanados de tecnologías creadas por el hombre, estos son los tan mencionados campos artificiales. Existen muchos tipos de campos artificiales, tantos como la cantidad de tecnologías existentes en el mundo; y año tras año, sumamos mayor cantidad de campos artificiales a nuestro entorno. 

Estos campos se reparten en todas partes y envuelven a todos los cableados eléctricos; aunque no salen solo por los tomacorrientes, sino que vienen por el cableado que atraviesa. De la misma manera, todo equipo eléctrico enchufado produce un campo artificial, así como todos los dispositivos electrónicos e inalámbricos. Las telecomunicaciones, como las ondas de radio, antenas de TV, teléfonos celulares, dispositivos con conexión WIFI, estaciones de tv, emisoras de radio, torres de base de telefonía móvil, torres de control en aeropuertos, etc. también producen campos artificiales. 

Campos electromagnéticos naturales vs. artificiales: efectos biológicos

Según un reporte de Dimitris J. Panagopoulos, Olle Johansson y George L. Carlo, se ha comprobado que existe una variedad de efectos biológicos que se desencadenan por la exposición a CEM artificiales, especialmente de radiofrecuencia (RF), microondas y frecuencias extremadamente bajas (ELF). Los efectos biológicos registrados van desde alteraciones en las tasas de síntesis y concentraciones intracelulares de diferentes biomoléculas, hasta daños en el ADN y las proteínas que pueden provocar la muerte celular, la disminución de la reproducción o incluso el cáncer.

Según muchos estudios, la intensidad de la radiación y la duración de la exposición a CEM artificiales son significativamente menores que las de las exposiciones a los CEM naturales a los que estamos normalmente expuestos. Por ejemplo, la intensidad de radiación electromagnética solar que incide sobre un cuerpo humano varía entre 8 y 24 mW / cm2, mientras que la intensidad de un teléfono móvil sobre una cabeza humana durante una llamada es normalmente menor a 0.2 mW / cm2. 

Entonces, ¿por qué el primero es beneficioso mientras que el segundo parece ser perjudicial? Según Panagopoulos, Johansson y Carlo, reconocidos científicos en el área de la salud, la acción biológica adversa de los CEM artificiales se debe al hecho de que están polarizados, a diferencia de los naturales.

Con base en estos estudios, nuestro equipo de investigación y desarrollo científico concluyeron que no solo se trata de que los campos naturales no estén polarizados, porque la orientación predilecta de un campo no está exclusivamente relegada a los campos artificiales, ya que las partículas elementales tienen su propia polarización elemental. Es decir, el verdadero problema no es la polarización en sí, sino que esta siga las oscilaciones y orientaciones predilectas naturales de las partículas. Básicamente, la polarización artificial lo que genera es un desbalance de cargas en la orientación de sus partículas elementales. 

Los CEM polarizados artificialmente (en contraste con los no polarizados artificialmente) tienen la capacidad de inducir oscilaciones forzadas en moléculas cargadas dentro del tejido biológico. En este caso, el resultado será que todas las moléculas cargadas se verán obligadas a oscilar en fase con el campo y en planos paralelos a su polarización. Varios campos electromagnéticos oscilantes de la misma polarización también pueden producir interferencias dentro del tejido vivo; por lo que el cuerpo se vuelve más susceptible  a los efectos biológicos.

Básicamente, los CEM naturales promueven la evolución y el desarrollo de los organismos; mientras que los artificiales, aquellos generados por las tecnologías creadas por el hombre, crean interferencias en el cuerpo humano y fuerzan a las partículas a vibrar en su misma frecuencia, de manera que generan efectos biológicos nocivos.

Desde hace muchos años, en Noxtak nos hemos dedicado a investigar sobre este tema y crear soluciones que nos permitan repolarizar naturalmente los campos electromagnéticos artificiales, de forma que podamos evitar los efectos nocivos para el cuerpo humano y el medio ambiente. Nuestro propósito es seguir fomentando el uso de la tecnología de una forma más amigable con el cuerpo humano e impulsar el desarrollo de tecnologías más limpias.

Te invitamos a visitar nuestra sección de productos para conocer más sobre nuestras soluciones. Para recibir más información de interés como esta, suscríbete a nuestro newsletter mediante el formulario al pie de esta página. 

electromagnetic pollution at home

3 fuentes de contaminación electromagnética dentro de tu hogar

3 fuentes de contaminación electromagnética dentro de tu hogar

electromagnetic pollution at home

Hoy nuestros hogares están inmersos en campos electromagnéticos contaminantes; ¿pero sabes cuáles son las fuentes principales de esa contaminación? Aquí te contamos.

En el mundo actual, absolutamente todos los espacios en los que hacemos vida están cargados de campos electromagnéticos que tienen efectos sobre nuestro ecosistema natural y sus especies; pero, sobre todo, en nuestra salud a corto y largo plazo. Estos campos son producidos por los aparatos electrónicos y electrodomésticos que usamos a diario, las telecomunicaciones y hasta los cableados eléctricos en todas la edificaciones que nos rodean.

Así que, si te preguntas si estás protegido de ellos en tu hogar, la respuesta es NO. Esto se debe a que, generalmente, tu hogar está lleno de electrodomésticos, cables, extensiones eléctricas y conexiones inalámbricas que crean campos electromagnéticos de distintas potencias que siempre están ahí presentes.

Ahora, como lo hemos mencionado, no todos los equipos que están en tu hogar tienen el mismo potencial de contaminación electromagnética. Debes tener en cuenta que algunos electrodomésticos necesitan más electricidad para su funcionamientos, por lo que producen campos eléctricos y magnéticos de mayor amplitud e intensidad (es decir más potentes y más contaminantes).

¿Conoces todas esas fuentes de contaminación de las que te hablamos? ¿Sabes que alguna de ellas pueden ser más nocivas para tu salud que otras? ¿Sabías que estas fuentes de contaminación pueden alterar tu salud? Para despejar todas esas dudas, en este artículo queremos contarte más sobre las 3 fuentes de contaminación electromagnética con mayor impacto que pueden estar justo en el lugar que habitas.

1. El horno microondas

Anteriormente, hemos hablado sobre este artefacto en previos blogs. Si bien es cierto que existen muchos mitos sobre el horno microondas, debemos admitir que, con todas la pruebas que hemos hecho en nuestros años de experiencia y también con base en otros estudios científicos, este electrodoméstico es uno de los más contaminantes en el hogar.

Y no nos referimos a los efectos sobre la calidad de los alimentos o a una posible fuga de microondas, que es donde la mayoría de las preocupaciones más comunes apuntan; sino a la intensidad de los campos electromagnéticos que produce al ponerse en funcionamiento.

Teniendo esto en cuenta, se recomienda poner especial atención a la cocina como un centro de alta exposición en el hogar; pues el horno microondas, en conjunto con los demás electrodomésticos dispuestos en la cocina, crean una contaminación de campos asociados a la corriente y, por tanto, electricidad sucia en el cableado; lo que, además de tener un efecto nocivo para la salud, disminuye la vida útil de los equipos.

Ahora, si no eres una persona que frecuenta mucho la cocina, podrías pensar que esto no es relevante para ti; pero ¿sabías que el campo que emite el horno microondas durante su funcionamiento puede alcanzar los espacios contiguos a la cocina? Lo mismo sucede con el refrigerador, que emite campos que se suman a la contaminación de la habitación que esté justo detrás y puede alterar el sueño de las personas que estén descansando ahí.

2. El panel eléctrico

El panel eléctrico del hogar es, prácticamente, el alojamiento de todas las líneas eléctricas del hogar; incluso, una casa grande puede tener más de uno de estos. Sea donde sea que se ubique el panel, este será una fuente de contaminación electromagnética de campos de frecuencias extremadamente bajas (conocidos por sus siglas en inglés como  ELF o Extremely low frequency).

Básicamente, el panel eléctrico distribuye a través del cableado eléctrico del hogar toda la corriente que se recibe del exterior; además de eso, todo lo que está conectado en la casa genera una carga eléctrica adicional al panel y un amperaje que crea un campo magnético más intenso en el mismo panel.

En algunas partes del mundo, el panel está en la cocina, el lavadero o la sala; pero en otras partes se encuentra en el dormitorio, y es en estos casos en los que se puede convertir en el causante de alteraciones del sueño, irritabilidad, falta de concentración, cansancio general o sensación de fatiga. Toma en cuenta la localización de tu panel eléctrico y observa si hay miembros del hogar que hagan vida cerca de él. 

Cuando hablamos del  panel eléctrico, muchas personas también nos preguntan con frecuencia sobre los medidores eléctricos, que en muchos países son inalámbricos y se conectan “inteligentemente” con la compañía eléctrica, los llamados Smart meters. Definitivamente, debemos responder que estos también son una fuente de contaminación electromagnética. Luego dedicaremos un artículo exclusivo a explicarte más sobre este dispositivo y la mejor forma de neutralizar sus emisiones contaminantes.

3. El Wi-FI

La tercera fuente más contaminante del hogar es el WI-FI. Por muy sorprendente que suene, la señal de WIFI tiene una frecuencia muy similar a la que produce el horno microondas para calentar los alimentos. El WiFi de hoy tiene dos tipos de señales:  2.4 GHz (estándar) y 5.8 GHz (WiFi 5G, que no tiene nada que ver con las llamadas 5G de la telefonía móvil – lee más en nuestro artículo sobre los mitos y verdades de la 5G); y muchos de los routers (dispositivo que produce y distribuye la señal por todo el hogar) más actuales propagan no solo una, sino las dos frecuencias simultáneamente. 

Teniendo esto en cuenta, resaltamos que el router del WIFI no solo produce una contaminación electromagnética bastante significativa en la habitación donde esté ubicado; sino que, como la señal está repartida por todo el hogar, también contamina en menor intensidad los demás espacios de la casa. La señal de WiFi está propagándose en forma de impulsos electromagnéticos 24/7. En ocasiones el router (o enrutador) se encuentra dentro de uno de los dormitorios y, en ese caso, se hace más nocivo para sus habitantes, pues altera el ritmo del sueño, el sistema nervioso, las frecuencias cerebrales mientras duerme, y la variabilidad del ritmo cardíaco. 

En muchos de los hogares que hemos evaluado durante nuestros años de experiencia, encontramos que más de uno de estos elementos están mezclados en el mismo espacio o en áreas muy cercanas entre sí. Además de eso, puede haber más de un panel, más de un microondas y más de un router WiFi. 

Además, con relación al WiFi, es importante destacar que las emisiones crecen año tras año. En las zonas urbanas encontramos que los hogares reciben docenas de señales de WiFi de sus vecinos y de la misma municipalidad. Adicionalmente, los nuevos dispositivos y electrodomésticos están llegando con WiFi: televisores, neveras, cafeteras, relojes despertadores, entre otros. Esto significa que, a pesar de tener uno o dos WiFi Routers, estamos expuestos a muchísimos emisores de WiFi que se suman todos los días.

Justo por estos casos especiales, las personas están mucho más expuestas a los campos electromagnéticos cada día y existen más posibilidades de que uno o varios habitantes del hogar se vean afectados con molestias múltiples, efectos biológicos negativos y, con el tiempo desarrollen, EHS (síndrome de electrohipersensibilidad). 

En Noxtak hemos desarrollado soluciones para proteger nuestros hogares al 100%, mejorar la calidad del ambiente en el hogar y neutralizar los efectos de cada uno de estos elementos contaminantes. Es por ellos que ponemos especial énfasis en filtrar estas 3 fuentes de contaminación electromagnética, además de filtrar las emisiones de los teléfonos celulares de los miembros del hogar. Nuestra tecnología SPIRO es la única capaz de filtrar la contaminación electromagnética sin necesidad de bloquear el curso de las ondas. Nuestro propósito es filtrar y balancear la contaminación electromagnética mientras continuamos impulsando el uso de las tecnologías actuales y el desarrollo de nuevas tecnologías limpias.

Te invitamos a visitar nuestra sección de productos para conocer más sobre nuestras soluciones. Para recibir más información de interés como esta, suscríbete a nuestro newsletter mediante el formulario al pie de esta página.